Buscar este blog

domingo, 27 de mayo de 2012

Polifarmacia. Un gran reto para la geriatría


Los ancianos son el grupo poblacional que mayor medicación y atención sanitaria requieren.

La polifarmacia explica el uso de varios preparados farmacológicos ya sean prescritos o no. Ésta aumenta las posibilidades de producir interacciones medicamentosas y efectos perjudiciales o indeseados ante los medicamentos. Es por eso que los fármacos ocupan el primer lugar en cuanto a las causas de trastornos iatrogénicos en los ancianos.
Esto es debido a que multitud de veces se prescriben dosis muy elevadas en conjunto con otros productos, además de la automedicación y los diversos errores que cometen los ancianos al tomar la medicación de forma equivocada.

La educación al paciente sobre un uso racional de los mismos, para evitar que sean mas perjudiciales que beneficioso, esta encomendada a los profesionales de enfermería, ya que son los sanitarios que posiblemente mas interactúan con dichos pacientes.

Intervenciones de enfermería.

ENSEÑANZA DE MEDICAMENTOS PRESCRITOS:
 
  • Enseñar al paciente a reconocer los medicamentos y la acción que producen en su organismo.
  • Indicar tanto el nombre genérico como el comercial de cada uno.
  • Instruir sobre la dosis, vía de administración y duración de los efectos, así como el reconocimiento del fármaco según el tamaño, color o forma.
  • Recordar el horario de aplicación y las consecuencias de omitir alguna dosis o suspender el tratamiento bruscamente.
  • Informar al propio paciente y a su familia sobre las reacciones adversas y efectos secundarios.
  • Aconsejar al paciente que elabore una lista sobre el horario de su medicación.

FOMENTAR LA IMPLICACIÓN FAMILIAR:

  • Valorar el nivel de dependencia del paciente y sus habilidades.
  • Instaurar una comunicación con el anciano y la familia que vaya a encargarse de sus cuidados, valorando la capacidad de implicación de ésta.
  • Invitar a la familia al comienzo de los cuidados durante la hospitalización.
  • Informar de la importancia de seguir un plan de cuidados con una administración puntual de los medicamentos. Esto reducirá los FR y mejorara la salud del anciano.

 IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS:

  • Evaluar persistentemente los riesgos a los que esta expuesto el paciente y aumentar las medidas para la prevención de los mismos.
  • Reconocer al anciano que necesita cuidados continuos.
  • Valorar su capacidad para desarrollar las ABVD.
  • Establecer metas con el anciano y la familia.

MANEJO DE LA MEDICACIÓN:

  • Valorar la capacidad cognitiva del anciano para automedicarse
  • Controlar la presencia de sintomatología por toxicidad de los medicamentos.
  • Identificar que interfiere entre la autonomía del paciente y la toma de la medicación.
  • Informar sobre el impacto de la medicación en el estilo de vida.
  • Controlar constantemente, junto con el medico, el tipo de tratamiento y la dosis en consideración con las respuestas del paciente.
  • Responsabilizar al paciente del cumplimiento de su tratamiento.
  • Informar sobre el correcto almacenamiento de los medicamentos.
  • Averiguar si además utiliza remedios caseros, porque podrían interaccionar con su medicación habitual.



BIBLIOGRAFÍA

 
  1. Martinez Querol C, Pérez Martinez VT, et al. Polifarmacia en los adultos mayores. Revista Cubana Medicina General Integral v.21 n.1-2 Ciudad de La Habana ene.-abr. 2005. Versión On-line ISSN 1561-3038. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21252005000100012&script=sci_arttext

  1. Vargas Esquivel LM, López Mateos A. Plan de Cuidados de Enfermería. Polifarmacia. Comisión permanente de enfermería. Gobierno federal. Estados Unidos Mexicanos. Disponible en: http://www.femafee.com/ponencias/CATALOGO_PLACES/21.%20PLACE%20polifarmacia.pdf

  1. Fernandez Guerra N, Díaz Armesto D, et al. Polifarmacia en el anciano. ACTA MÉDICA 2002;10(1-2). Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/act/vol10_2002/act08102.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario